Redes Sociales

siguenos en facebook siguenos en Twitter sígueme en Blogger Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest Canal de youtube

LA MANIFESTACIÓN DE DIOS



UNA IDENTIDAD A TRAVÉS DE LAS MANIFESTACIONES DE DIOS



Diccionario

[Credo: Conjunto de doctrinas acerca de lo abstracto]

[Creencia: Voluntad humana sometida por un credo]

[Religión: Conjuntos de reglas humanas que someten a un grupo humano que consienten en las creencias y generan un estilo de vida común]

[Manifestar / Manifestación: Darse a conocer utilizando recursos de interpretación / Realidad descubierta, determinada por darse a conocer]

[Identificar / Identidad: Reconocer algo o a alguien mediante sus funciones o procesos  / Determinación del carácter, forma o propiedades de algo o alguien]

Crees en Dios?. Es la pregunta que hace cualquier religioso que intenta persuadir a otro en su credo. El hombre (la humanidad en general) admite la existencia de algo espiritual superior a él mismo. Su naturaleza finita con la capacidad de reconocer lo infinito le permite percibir una dimensión que lo supera aunque no halle una razón lógica para comprenderlo o pruebas fehacientes para demostrarlo.
Lo cierto es que admite la existencia de Dios y debido a que la mayoría presiente esto de manera común es que nace la religión, y esto es un poder que sirve para controlar a las masas.

Como el hombre solo registra lo tangible (lo que existe en un espacio físico), sabe que no puede ver a Dios aunque espera alguna manifestación física de Él (y aunque ya ha venido no le pudieron ver ni recibir). No solo no le puede ver, sino que tampoco le puede oír, no le puede tocar, ni percibir con cualquiera de sus escasos cinco sentidos.
Así que por temor, por ignorancia, por su conciencia, por su capacidad de reconocer “lo bueno y lo malo” intentará acercarse a Dios por medio de la religión.

La forma de ordenar o comprender la existencia de algo superior sin pruebas hace que el hombre formule doctrinas que son la base de la religión y esto a su vez posibilita que se establezca un posible orden social.
Las diferencias doctrinales hace que la estructura religiosa se divida a si misma, aunque esto nunca podrá atentar con la verdad de que existe un Dios, sino con la manera que se llega a Él.

Lo que el hombre no quiere ver o aceptar es el hecho de que la religión hoy en día es una forma de comercio, las estructuras humanas se transforman en empresas regidas por instituciones con el único fin de dominar a las masas, manteniendo un ámbito apacible, mientras reciben o extraen de las masas el pago por el servicio prestado de mantener supuestamente “un acercamiento” entre el congregante y Dios.
Así que independientemente de la pregunta: Crees en Dios?, La humanidad asiente y sabe que esto mantiene parcialmente una armonía religiosa en el mundo.

Pero cuando el hombre pregunta ¿Cómo es Dios? La religión sabe que esto escapa a su razón, como también sabe que no le conviene entrar en debates y filosofía acerca de cómo es Dios. La religión ha sufrido tantas divisiones a causa de esta pregunta que al final la repuesta es “no importa como sea sino que le creas” pero esto no quita que cada religión tenga formulada una doctrina pilar de cómo es Dios.

En el mundo está la Iglesia (“los llamados afuera”) que aunque no se debería mezclar con la religión se ha sometido a su estructura institucional. Esto ha perjudicado al hijo de Dios pues por haberse sometido a estructuras humanas se ha hecho tibio y no percibe la “Identidad” de Dios ni su voluntad, sino que se ha enceguecido y está confundido.  (Ap 3:15-17)

Juan 14
21El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.

Pero si el hijo de Dios escapara de la estructura religiosa y se independizara buscando el mismo a Dios y guardara sus mandamientos, recibirá como recompensa la manifestación de Dios y le conocerá.

¿Cómo es Dios?
Como hombres, tratar de describir a Dios es una falta. Sabemos cuán delicado (y hasta en cierta forma atrevido) es tomar el nombre de nuestro Dios en vano, por lo cual hablamos en el Espíritu esperando que Dios mismo nos guarde y nos lleve a su verdad y que no seamos hallados en faltas.

No está en nosotros armar con argumentos y fundamento bíblico acerca de esta cuestión, antes bien apelamos a que nos despojemos de nuestra mente tan finita y de escasa dimensiones para que por el Espíritu le veamos con nuestros ojos Espirituales, y entendamos lo que el Señor nos muestra de sí mismo, recordando también que en todo seamos llamados a la unidad aún en la doctrina (1 Co 1:10). que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer”.

La primera determinación es que quienes conocen a Dios no estarán o escaparán de las corrientes religiosas, por lo cual no nos identificamos con ninguna de las posturas existentes (No somos “unicitarios”, No somos de “Jesús solo”, No somos “trinitarios”, No somos “politeístas”, …). Esto implica también que nos hemos salido del todo de la religión (de sus dogmas, de sus preceptos, de sus doctrinas preconcebidas).

El error más grande que comete la religión es tratar de explicar, describir, contar, cuantificar o  calificar lo que es Dios.

Salmos 145
3 Grande es Jehová, y digno de suprema alabanza;
Y su grandeza es inescrutable.

ÉL es Inescrutable: No se puede saber, ni averiguar

Intentar saber?; Esto es imposible para una mente tan finita como la nuestra, como así tampoco generar una doctrina para que sea parte de la plataforma de nuestra fe, puesto que lo inmenso e infinitamente grande nos sobrepasa y nos destruye (el mar no cabe en un vaso).
Dios es Dios y no tiene por qué dar explicaciones de lo que Él es o de lo que está haciendo. Tanto como que nunca nos hemos sentado a explicarle a nuestra mascota (perros, gatos, peces, aves…) lo que vamos a hacer, o contarles nuestros proyectos, o consultarle como haré para llevar a cabo lo que pretendo; Porque aunque le contara no me entendería, les basta a la mascota saber que eres su amo y que lo alimentarás.

Hebreos 11
6Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.

El Evangelio no se trata de explicar lo que es Dios, sino de buscarle, creerle y agradarle.
Así que hermano mío, no queremos expandirnos muchos derrocando las diferentes posturas, antes bien esperamos en el Señor suplir la necesidad de comprensión separando lo humano de lo Espiritual, corrigiendo lo nefasto, manteniendo su voluntad y la pureza de su verdad. (2 Ti 4:3-4; 1 Ti 1:4; 2 Pe 2:1-3)

Conocer como es Dios es identificar, buscar una “identidad” que nos permita tener referencias del carácter y forma. Si buscamos ser determinante en esto, usando los recursos que tenemos entraremos en el error de la religión. Por lo cual no buscamos una determinación sino una comprensión mediante las manifestaciones que tenemos como recursos.

Así que no hablaremos de lo que “es” sino de “las manifestaciones de Él”, porque esto es lo que tenemos en los recursos existentes, las declaraciones de cómo se ha dado a conocer en diferentes circunstancias, lo cual indica que entre tanta variaciones no se puede determinar cómo es sino la identidad que está reflejando.

Es evidente que las doctrinas actuales acerca de “como es Dios” fueron impulsadas por el maligno cuyo caballito de Troya fue confundir, malinterpretar, tergiversar las Escrituras, haciendo esto desde el principio de la predicación del Evangelio. Tan poco tiempo paso desde el fallecimiento de nuestro hermano Pablo (apóstol de Jesucristo) que el imperio romano tuvo que tomar represalias y formas tácticas para evitar que el “cristianismo” derrocara su imperio y con ello también su filosofía greco-romana.
El enemigo (el cual es padre de mentira y que usa bien el poder del engaño) otra vez uso las artimañas de huecas palabras para mezclar su filosofía con la doctrina de Jesucristo.

“Si no puedes contra tu enemigo únete a él”, es la filosofía que uso el sistema gobernante. En el año 400 dC el imperio romano debió hacerse cristiano para no perder el control sobre las masas y estableció autoridades humanas a través de concilios para que lograran armar una filosofía y una ciencia teológica del cristianismo.

El mundo de hoy es un mundo sistematizado, en pleno período de la globalización, cuya población está de continuo recibiendo muchísima información de distinta índole (educación en distintos niveles, noticias, filosofía, entretenimientos, religión, etc.); Una población que a través de las comunicaciones entiende y conoce de ciencias y tecnología, pero a causa de esto se ha transformado en un ser dependiente del sistema y no puede autointerpretar ni ser determinante por sí mismo.
El mundo de hoy es un mundo que busca “la paz mundial” y se declara a sí mismo un “mundo cristiano” envuelto en un sin fin de conceptos religiosos diferentes entre sí, los cuales muchos de ellos están siendo eliminado y transformados según el raciocinio del hombre actual.

En este mundo el Señor Jesucristo estableció su Reino a través de la Iglesia, con tanto poder en el Espíritu que cambió el mundo a tal punto que el sistema para no perder el control evolucionó en un sistema religioso (cizaña) con las bases cristiana y trató de convertir a la Iglesia misma en una entidad religiosa para seguir controlando las masas.
La Iglesia de Cristo sigue vigente (pero está dormida Mt 25:5), su Reino está en el mundo pero no es del mundo. Sin embargo el mundo a través de la religión ha encerrado la Iglesia en conceptos humanos, ha confundido su lenguaje y le hace errar.

Actualmente la Iglesia de Cristo está dividida y alejada de Él; Está dormida y confundida entre conceptos y doctrinas humanas a tal punto que no pueden ver a DIOS.
El poder engañoso de la lengua religiosa ha humanizado con su lenguaje la esencia Espiritual de muchos hijos de Dios que no puede explicar que es y quien es DIOS. Aunque es muy triste La Iglesia de Dios parece Eva que ha comido del fruto del engaño de la serpiente.

Tanto es el engaño que han consumido que la Iglesia misma lucha entre sí tratando de explicar a través de muchos conceptos equivocado lo que es Dios.
La Iglesia divaga entre el conocimiento de un Dios que ya no sabe como es y cuya identidad se mezcla erróneamente con conceptos como “Trinidad”, “Únicidad”, “Multiformidad”, etc.

Las Escrituras de principio a fin nunca explican lo que es Dios. Las Escrituras no comienzan diciendo “erase una vez un Dios cuyo origen….”, ni tampoco tiene la intención de demostrarlo.
El judío le conoce como “YaHWeH” o “Jehová”,
El cristiano, según el concepto religioso preconcebido, como:
“Trinitario” Dios = Padre + Hijo + Espíritu Santo (tres personas diferentes en una).
“Unicitario” Dios = Dios (Un solo Creador el resto es creación)
“Jesús solo” Dios = Jesús hombre

Muchos quisieran evitar el Antiguo Testamento, porque no pueden explicar las apariciones que se revelan (Gn 14:18; Gn 18; Gn 19; Ex 3:2; Dn 7:13). Como explicar quienes fueron los que hablaron con Abraham?, quien es Melquisedec?, quien estaba en la zarza?, quien vino a Daniel? O porque Dios habla en plural? (Gn 1:26)

Aún en el Nuevo Testamento, expresiones tales como “los siete espíritu de Dios” (Ap 3:1; Ap 4:5) generan ciertas diferencias y confusión

Podré limitar a Dios?, me haré una doctrina de cómo es Dios?.

Analicemos parcialmente las doctrinas existentes:

Unitarismo: Doctrina modalista:
Después del primer siglo de cristianismo, y ante una disolución del cristianismo en diferentes razas y culturas y ante una pérdida en la revelación Espiritual y perdida en el llamado de la Iglesia, las primeras mentes "humanas" dentro del cristianismo comenzaron a cuestionar y analizar la naturaleza de Jesucristo frente a lo que las Escrituras expresaban con respecto a lo que Dios estaba dando a conocer. Esto provocó inevitablemente que las Iglesias comenzaran a formular doctrinas particulares que le permitan armonizar el cristianismo como una base de razón inequívoca. Obviamente hablar de lo que es Dios fue en definitiva lo que comenzó a dividir a la Iglesia, particionándola en estructuras religiosas haciendo que pierdan el verdadero objetivo del Evangelio para formular toda una estructura dogmatica centrada en pensamientos puramente humanos.
Parcialmente, los cristianos primitivos derribaron toda estructura politeísta, teniendo y diciendo que hay un "único Dios" según también lo expresó el Señor Jesús (Mr 12:29), pero al preguntarles como encajaba Jesús en esa oración comenzaron paulatinamente a tocar fronteras hasta allí desconocidas, que lamentablemente muchos de ellos (sobre todo los judíos o los de la circuncisión) desembocaron en que Jesucristo no era Dios sino "el Hijo de Dios" y a separar debido a su condición carnal de la naturaleza divina de Dios. Estas incompatibilidades desde el punto de vista lingüístico o literal produjo una confusión que "engendró" doctrinalmente una rama en particular denominada posteriormente "Unitarismo", en la que al afirmar la existencia de un único Dios, tuvieron que esbozar una doctrina en la que categorizan equivocadamente a Jesucristo como un ser semi-divino que comparte una doble naturaleza espiritual, entre lo humano y la divinidad (esto es muy trágico para una mente cristiana).
Posteriormente pudieron encajar un formato en la que el Padre, Hijo y Espíritu solo eran modalidades circunstanciales, aunque a Jesucristo le sigan atribuyendo una naturaleza semi-divina.
Lamentablemente el error fue querer explicar lo que era Dios con palabras humanas y al hacerlo despojaron al Señor Jesucristo.

Trinitarismo: Tres personas?;  Diferentes? Y la madre?
El “trinitario” inventó este vocablo para salir del paso con su doctrina: Esta postura comenzó en los concilios de la religión católica (400 dC) con el objetivo de establecer un orden y una forma razonable frente a las distintas formas que las Escrituras “expresaban” a Dios en el NT, a su vez el objetivo era no perder su filosofía greco-romana y su ideales mitológicos pues adoraban a “Zeus” “Hera”, “Poseidón”, “Hércules” y los héroes del Olimpo (estructura politeísta).
La religión católica entonces, a cada identidad encontrada en el NT pudo coordinarla o acoplarla a la filosofía religiosa greco-romana, identificando un “rol protagónico” que encaja perfectamente con la nueva “mitología-cristiana trinitaria”: “Zeus como Padre” “Hera como María”, “Hércules como Jesús”, “Poseidón como Diablo” y “los héroes del Olimpo como los santos”; Es sorprendente ver las coincidencia y de cómo el católico no se percata de esto; Además para no romper la armonía “monoteísta que proponían las Escrituras” inventaron “La Santísima Trinidad” esto es Un Dios = Tres personas distintas y diferentes entre sí, obviamente quitando a la madre (para no dar un rol a la mujer?).

En definitiva el "trinitarismo" no es otra cosa que un "politeísmo" cristiano.

Esto es muy vergonzoso e incoherente; Una persona “Dios El Padre” + una persona “Dios El Hijo” + una persona "Dios El Espíritu Santo" = Una persona, Dios ¿Qué es esto?. Y que responder cuando alguno puede preguntar, Y que de los “siete espíritus de Dios”?, o donde estaba el Padre, el Hijo y el Espíritu en el AT, Quien es Jehová?, es el Padre? o el Hijo?. Y que de las distintas apariciones?. Si las Escrituras han sido inspirada por Dios (2 Ti 3:16) como es posible que no se pueda explicar a sí mismo?. O será que no es de nuestra incumbencia, o que con esta mente humana jamás le entenderemos? (el pensamiento genérico del hombre es que No sería Dios si tuviera una imagen como la nuestra).

En definitiva esta terrible herejía se mantiene vigente en la religión católica, y los protestantes tales como Lutero o Calvino, ex-católicos que rompieron parcialmente sus ligaduras con el catolicismo, tuvieron que generar nuevas doctrinas entre ellas “la trinidad” (palabra que no está en las Escrituras) o una nueva religión la cual es madre de muchas denominaciones evangélicas actuales, las cuales mantuvieron esta postura trinitaria para no perder el control sobre sus congregantes, solo eliminaron a “María” que en el papel protagónico del catolicismo romano era la “madre de Dios”. Así que la trinidad como teología formal del concepto individualista es una doctrina que ya tiene casi 500 años (doctrina jesuita implementada en todas las universidades desde el siglo XIV), a pesar de que Tertuliano (Siglo II) inventara un vocablo "triuno", para dar una preforma de lo que las religiones deformaron por completo.

La mayoría de los cristianos de hoy (que no leen las Escrituras, como así tampoco las entienden) se dejan llevar y encausar en el propósito humano de su autoridad (ministro o pastor) que les explican el concepto de “trinidad” estimando a Dios como un conjunto de “personas diferentes” o “deidades” que forman una gran deidad (esto es una terrible postura politeísta).
Esto es confuso para muchos, porque a la hora de orar, no saben a quién dirigirse, si al Padre, si al Hijo o al Espíritu, no saben cuál es el mayor entre el Hijo y el Espíritu, esto es drástico para muchas personas dentro de la congregación, ni hablar cuando se les pregunta quién es “Jehová”, o “Yaveh”, o quien es “Melquisedec” o quienes son las diferentes apariciones que se ven en el antiguo testamento.

La postura trinitaria es una postura errada, pues descarta la unidad de Dios y la divide en tres personas, como si se tratase de un cuerpo con tres cabezas, esto es realmente absurdo.

Hablar de una personalidad es encerrar conceptualmente limitando en actitudes o caracteres. Jehová? Melquisedec?, Padre?, Hijo?, Espíritu?, Siete Espíritus?, que es lo que las Escrituras nos muestran con esto?, que es lo que Dios está mostrándonos de Él?
Si hemos de encerrar cada manifestación en personas y distinguirlas, entramos de lleno en el politeísmo. Nunca jamás sea tomado el nombre de Dios para armar una filosofía humana de lo que es Dios.

Desechando lo anterior, pongamos un orden

Juan 4
24Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.

DIOS ES ESPÍRITU Y SE MANIFIESTA DE MUCHAS MANERAS

Dios no tiene un ordinal, por el contrario Él es mucho e infinitamente único (tan simple como el vocablo “Dios” es un plural de una sílaba), no tiene espacio, ni tiempo, ni límites, ni personalidades, ni estructura. Él es para siempre ESPÍRITU y lo que de Él hemos visto son manifestaciones.

Marcos 12
29 Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es.

Deuteronomio 6
4Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es

Dios es Espíritu, lo dijo el Señor Jesús a una mujer de Samaria que estaba enrollada en su religiosidad politeísta al igual que todas las civilizaciones de aquel entonces, que representaban a sus dioses con imágenes artísticas-plásticas de piedra, barro cocido, yeso o metal con diferentes personalidades.
Que Dios sea Espíritu, significa que jamás podremos verle ni conocerle con nuestra naturaleza carnal, no puede entenderse con la mente humana. Dios es invisible al ojo humano y a su vez no hay nada con la que podamos representarlo.

Cuando Jesús dijo "Dios es Espíritu", estaba determinando directamente que el grado de Dios como Dios es “abstracto”, superior e inimaginable para la mente del hombre (Dios es CREADOR, el hombre es un ser creado)

Dios es Espíritu, significa que NO SE PUEDE ESTRUCTURAR ni representar con imágenes o palabras, tampoco se puede idealizar una personificación de Él.

Dios es Espíritu: Toda su esencia es Espiritual al 100% (Jn 4:24; Gn 1:2; Job 33:4)

DIOS ES ESPÍRITU:
-       Adimensional
o   No se puede medir (ni grande, ni chico, ni mucho, ni poco)
o   No se puede parametrizar (ni bases, ni principios)
o   No se puede representar (ni imágenes, ni palabras)
o   Muldimensional o de infinitas dimensiones
-       Es eterno
o   No tiene principio ni fin (independiente de espacio-tiempo)
-       Es Soberano
o   Todo, absolutamente todo depende de Él
o   Es infinito
-       Es funcional
o   Todo su “esencia” está provocando actividad en sí mismo
o   Todo lo que Él hace produce obra, su palabra es VIDA

DIOS en el Evangelio: Manifestación del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo
No hablaremos de las manifestaciones directamente, sino que veamos el objetivo de tales para comprender que es lo que Dios está haciendo.

Dios entregó la ley al pueblo judío (Antiguo Pacto o Testamento) esperando que alguno pudiera llegar o alcanzar a Dios por sí mismo, pero, ninguno lo logró.
Así que Dios se propuso hacerlo Él mismo.

Isaías 9
6Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.  

1 Juan 1
2(porque la vida fue manifestada, y la hemos visto, y testificamos, y os anunciamos la vida eterna, la cual estaba con el Padre, y se nos manifestó);

1 Timoteo 3
16E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad:
Dios fue manifestado en carne,
Justificado en el Espíritu,
Visto de los ángeles,
Predicado a los gentiles,
Creído en el mundo,
Recibido arriba en gloria.

El Creador se manifestó en un ser creado

Filipenses 2
5Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, 6el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, 7sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres;

Hebreos 10
5Por lo cual, entrando en el mundo dice:
Sacrificio y ofrenda no quisiste;
Mas me preparaste cuerpo.

Dios no permitió que el hombre en maldición se acercara a Él, así que Dios se acercó al hombre (“El Reino de los Cielos se ha acercado”) en su misma condición, y al hacerlo debió obrar de acuerdo a las dimensiones y al orden que Él había determinado para la humanidad, de manera que su justicia se manifieste en todas las leyes que Él había formulado.

Juan 14
6Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. 7Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto.
8Felipe le dijo: Señor, muéstranos el Padre, y nos basta. 9Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre? 10¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras. 11Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras.

Dios es infinito, el hombre es una creación en una dimensión finita, el hombre finito no puede asimilar lo infinito, por lo cual Dios se hará finito parcialmente para el propósito, sin que esto afecte la Plenitud de Dios, obteniendo adicionalmente un cuerpo creado, procesado y glorificado, un estado intermedio que le permitirá a los hombres que crean en Él  llegar a Dios y comprenderle.

Colosenses 1
15El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. 16Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. 17Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten;

Dios se hizo un cuerpo para Él para estar a la dimensión (a la altura) del hombre, este hombre es Jesús, un ser humano nacido por Voluntad del Espíritu de carne y hueso, sujeto a las leyes de estas dimensiones cuya alma es la plenitud de la Deidad creadora. 

Colosenses 2
9Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad,

Como hombre, Jesús reconoce al Creador a quien llama Padre porque proviene de Él, pero sabe también que el Padre habita en Él en su totalidad.
Este hombre se identificó como el “Hijo de Dios” (Lc 1:32; Jn 9:35) y es a su vez el “Único” “el Unigénito”. Este Hijo está en el seno del Padre (Jn 1:18), lo cual indica que no están separados, no son diferentes, no son personas, son manifestaciones. Además de esto Jesucristo es el Primogénito, el primero, que aunque se manifestó después fue antes que todo.

“Dios fue manifestado en carne” (1 Ti 3:16), Jesús hombre “fue” Dios hecho carne y digo fue porque esto duró un periodo circunstancial, porque Jesús recibió una mayor gloria manifestando una resurrección de un cuerpo que supera la naturaleza carnal. Esta nueva naturaleza no lo limita sino que se transforma en premio de herencia para los que crean en Él.
Mateo 3
16Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él.

Juan 16
7Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré.

Jesús es el Espíritu

2 Corintios 3
17Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad.

Habita en sus hijos

Romanos 8
9Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él. 10Pero si Cristo está en vosotros, el cuerpo en verdad está muerto a causa del pecado, mas el espíritu vive a causa de la justicia. 11Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros.

Además de esto la naturaleza Espiritual de Dios puede habitar en el hombre que ha creído que el Hijo ha venido para restaurar, así que se desenlaza una nueva manifestación, un medio más para por ella reconozcamos a Dios en su Plenitud y nada de esto es posible sin el mediador, es decir que cada vez que veamos a Dios vemos al Hijo, porque es hasta donde podemos ver.

1 Corintios 12
6Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo. 7Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho.

Jesús cumplió la ley a la perfección y ante de su sacrificio permitió que Él Espíritu de Dios sea parte de la creación (obviamente solo para los que creen).
El plan de Dios es librar al hombre de maldición otorgando por gracia su propio Espíritu en aquellos que le creen y le siguen, es por ello mismo que el alma de los hijos se fusiona con su Espíritu y proclaman: “Abba Padre”

Romanos 8
14Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios. 15Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre! 16El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.

Ahora bien, Dios tiene para sí un ser creado con alma de Dios, Jesús como hombre y aún después de resucitado testifica que aún su nuevo ser le pertenece tanto en Él como Hijo como así también en sí mismo en Dios.

Juan 20
17Jesús le dijo: No me toques, porque aún no he subido a mi Padre; mas ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios.

Pero no termina allí, Jesucristo pudo haberse quedado en la tierra con su cuerpo glorificado, más apreció que sus hermanos (nosotros) recibamos mucha más herencia y galardones por la fe en Él, así que prefirió Jesús estar en nosotros por su Espíritu.

Así que hermanos míos, en ninguna parte de las Escrituras se habla de “las personas de Dios”, ni de la “trinidad”, la palabra clave y la cual aparece en las Escrituras es “manifestación”.

No se puede armar conjeturas o suposiciones de expresiones que no están en las Escrituras, antes bien usemos de las mismas Escrituras para proveer de sana doctrina a aquellos que buscan la verdad limpiamente.

Juan 17
20Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, 21para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste.
No negamos que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo aparecen en las Escrituras, sino que esto fue para que nosotros como hombre podamos alcanzar un poquito de lo inmenso que es Él.
El Padre, El Hijo, El Espíritu Santo son manifestaciones efectuadas a causa del Evangelio y para el desarrollo del Nuevo Pacto, sujeto a espacio tiempo de manera circunstancial a causa de la inferioridad del hombre. Vale decir que Él se acerco de esa manera para que podamos recibirle y comprenderle hasta que su plan termine, porque una vez resuelto su plan para la Iglesia, todo seremos elevado en dimensiones y unido a Dios mismo.

A Jesús ya no le conocemos como hombre, sino como Dios

2 Corintios 5
16De manera que nosotros de aquí en adelante a nadie conocemos según la carne; y aun si a Cristo conocimos según la carne, ya no lo conocemos así. 17De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. 18Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación;

Jesús es Dios y en el habita toda la plenitud de la deidad

Colosenses 2
8Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo. 9Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad,

1 Juan 5
20Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna. 21Hijitos, guardaos de los ídolos. Amén.

Colosenses 1
15El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. 16Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. 17Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten;

Por lo tanto al Rey de Reyes y Señor de Señores, nuestro Señor Jesucristo, sea toda la honra, la gloria y el poder por los siglos de los siglos, amén

Observaciones finales
Este mundo que por casi dos mil años fue conquistado por el cristianismo, se está transformando en un sistema lógico con la firme intención de eliminar las creencias y la religión para generar un mundo cuya ciencia y tecnología se transformen en el nuevo régimen tangible de subsistencia. El hombre está comenzando a “creer” en sí mismo y en su ciencia y está descartando los conceptos religiosos.

El mundo convive con una guerra religiosa por tratar de diferenciar distintos conceptos e ideologías monoteístas y politeístas centrando todo en una entidad que en general lo llaman “Dios”, que según cada religión tiene distinta forma y distinta conducta.

No seas participes de estas cosas, quita de ti las doctrinas humanas, escudriña en el lenguaje del Espíritu, no te dejes manipular por la mente, ni des valor a la capacidad humana.


Los saludo en el Nombre que es sobre todo Nombre en el Nombre del SEÑOR JESÚS,
su PAZ sea con uds.


LIBROS MAB

INTERLINEALES ELECTRONICOS

NT INTERLINEAL GRIEGO - ESPAÑOL

CONCORDANCIA Y DICCIONARIO TRADUCTOR GRIEGO ESPAÑOL DE NT

IGLESIA EN CASAS

ORGANIZACIÓN MINISTERIAL DE LA IGLESIA

EL CRISTIANISMO ACTUAL

¿DENOMINACIÓN CRISTIANA?