Redes Sociales

siguenos en facebook siguenos en Twitter sígueme en Blogger Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest Canal de youtube

RELIGIÓN NO ES RELIGAR


RELIGIÓN NO ES RELIGAR

Diccionario RAE:

[ Dogma: (Del lat. dogma, y este del gr. dogma). Proposición que se asienta por firme y cierta y como principio innegable de una ciencia./ Fundamento o puntos capitales de todo sistema, ciencia, doctrina o religión ].

[ Precepto: (Del lat. praeceptum). Mandato u orden que el superior hace observar y guardar al inferior o súbdito. / Cada una de las instrucciones o reglas que se dan o establecen para el conocimiento o manejo de un arte o facultad ].

[ Norma: (Del lat. norma, escuadra). Regla que se debe seguir o a que se deben ajustar las conductas, tareas, actividades, etc ].

[ Normal: Que sigue el curso de las normas  ].

[ Costumbre: (Del lat. *cosuetumen, por consuetūdo, -ĭnis). Hábito, modo habitual de obrar o proceder establecido por tradición o por la repetición de los mismos actos y que puede llegar a adquirir fuerza de precepto ].

[ Tradición: (Del lat. traditĭo, -ōnis).Transmisión de noticias, composiciones literarias, doctrinas, ritos, costumbres, etc., hecha de generación en generación ].

Definición
Dar un significado completo de la religión es muy complicado, porque “religión” tiene un solo significado pero muchos conceptos y “sentidos”, sentidos en cuanto a la aplicación y a las características que la atribuyen. En cierto aspecto puede ser axiomático para el hombre, pero exteriormente requiere de todo un estudio.

Sin embargo la esencia de la “religión” radica en el siguiente significado:

Religión: Conjunto de dogmas, o reglas, o normas, que se atribuyen a una persona para generar un carácter o un complemento del carácter que forjan una conducta o una práctica ritual.

Obviamente para entender esto, hay que explicar lo que es un dogma, una regla y una norma.
Tanto el dogma como la regla o la norma son proposiciones que se asienta como un principio básico y hasta cierto punto innegable que parten de una enseñanza o doctrina revelada. Las proposiciones en forma conjunta se convierten en un fundamento para cualquier sistema humano.

En definitiva la “religión” es lo que forja el carácter del ser humano, en como hace las cosas sin entender a veces porque las hace o asimila.

Por Ejemplo: El hecho de que el ser humano después de levantarse desayune forma parte de una “actitud religiosa”, y aunque suene extraño lo es, porque a pesar de que algunos puedan justificar que se desayuna porque tiene hambre, en realidad lo hace porque le han ajustado los horarios de las comidas (lo han “normalizado con una “norma” o proposición aceptada) al punto tal de que es “normal” que una persona desayune (Ojo! Es “normal”, NO natural). Además aunque fuera posible nunca comerá un pavo relleno en el desayuno sino algo liviano y sencillo (practica o carácter); A su vez desayunar tiene un “rito” puesto que prepara unos platillos, una taza, y otros elementos con las cuales se facilita el servicio, y aunque estos no son necesarios lo hace porque se ha “acostumbrado” (justificado por la “comodidad”) y porque ha nacido bajo esas reglas (religión o la actitud religiosa en sí), es obvio en un cierto sentido, pues si el ser humano quiere un café con leche, bien podría tomar del frasco que contiene café y llevárselo a la boca y agregar allí la leche caliente y un terrón de azúcar pero no lo hace, porque a pesar de ser los mismos ingredientes prefiere que se mezclen exteriormente para un mejor sabor, esto último podría justificar el “rito” y si a ellos agregamos que debe higienizarse las manos antes de tomarlos (tradición asociada), sentirá repulsión por aquellos que no participan del mismo modo o “rito” y esto puede tener tal peso en el sentido religioso que hace acepción de personas (Mt 15:2; Mr 7:3), (y el que es rechazado por no tener la misma costumbre y tradición o religión preguntaría: Porqué lavarse las manos si las tengo limpia?)
Entonces muchas de nuestras actividades y costumbres tienen un “fundamento” religioso que pasan desapercibido porque aunque no debería lo hemos asimilado como “natural” cuando a la verdad es estrictamente una cuestión “normal” (por normas y reglas).

En otros aspectos la religión tiene un sentido dogmático, y esto se siente aún más cuando se trata de lo intangible y todo lo referido a lo sobrenatural y propio del concepto de “divinidad”. Y es entonces cuando sentimos de lleno el valor de la “religión”, porque las proposiciones se tornan en “creencias”, es decir que las enseñanzas o doctrinas parten de una fuente carente de sustentabilidad científica (porque no se pueden probar por medios humanos) y hasta a veces “ilógicas” pero que las asimilamos y por ende cumplimos los ritos acostumbrados esperando que esto sirva para el beneficio propuesto por las enseñanzas.

Desde un aspecto más profundo, si analizamos lo expuesto veremos que la religión es una forma de control, una herramienta de poder que sirve para controlar a las masas.

Todo fundamento religioso encuentra un lugar en la sociedad cuando dentro de la sociedad ocurren cosas (de manera particular o grupal) que no tienen una explicación lógica o escapa a los resultados razonables propuestos por el hombre y que afectan su estabilidad (Ej: una enfermedad, una catástrofe, un accidente, un suceso increíble, un suceso sobrenatural, aún lo pasional, lo sentimental y lo emocional forma parte de lo inexplicable pero afectan al hombre).
Es entonces cuando lo inexplicable se hace explicable mediante fundamentos “irracionales” o “ilógico” que dan lugar a la existencia de lo intangible o de “elementos o seres superiores” que aunque sean indistinguibles a nuestros sentidos parecerían que ejercen un dominio o poder sobre el hombre.

La Religión y la superstición
Podemos asegurar entonces que las proposiciones (como base religiosa) nacen o se generan por las deducciones que se obtienen de manera experimental o supuesta, un ejemplo de ello es la “superstición”.
Hasta el día de hoy la superstición ha alcanzado un lugar en casi todas las clases sociales.
Una superstición es una deducción (una proposición, una creencia) de un conjunto de sucesos asociados a un evento en particular, aún cuando el evento no tenga una relación directa con ella, que a su vez parecería no tener sentido porque lo consideramos “ilógico”. Por ejemplo: se dice que “el novio no puede ver la preparación de la novia porque es de mala suerte” haciendo alusión a que es una “señal” de que el matrimonio fracasará (principio del temor y miedo); Esto no tiene sentido racionalmente hablando, pero “alguien” se ha encargado de hacer una encuesta y relacionar los fracasos matrimoniales con el hecho de que el novio había visto a la novia en su preparación a la boda. De allí que ese “alguien” pasó a ser un crítico al que han entregado el juicio para determinar las proposiciones de temor. Ese “alguien” consideró el trabajo como un “servicio” y al servicio como un “poder” para controlar a las masas que tienen ese temor. Este ejemplo es la base para comprender como la religión es usada como un procedimiento de control, que de manera más organizada (estableciendo normas y rudimentos) se transforma en un sistema poderoso de control sobre una masa ignorante y temerosa (miedosa) que hará lo que sea para evitar “el mal”. Es obvio que para una mente comercial este campo es un oficio muy redituable, puesto que trabaja bajo el principio de brindar un servicio (rito) mediante un sacrificio (costos del servicio) del solicitante del servicio.

La Religión como forma de control
La empresa más redituable en el mundo es la religión. La mayoría de las religiones intentan justificar sus riquezas y poder mediante el esfuerzo por mantener una armonía social, así que inventan dogmas, reglas, leyes, normas, costumbres y tradiciones para imponerse como mediadores y dirigentes de la humanidad, y esto sorprendentemente funciona por el hecho de que a pesar de que el hombre se siente contrariado por la religión por otra parte encuentra cierta lógica razonable que en su desafío personal le es inalcanzable y por esta razón decide ceder el control a aquellos que le atemorizan con preceptos humanos que definen el bien y el mal de una forma en que acorrala al hombre entre el pecado y la condenación.

Si el objetivo de la religión era regular la conducta de la humanidad, vemos que su labor ha sido un rotundo fracaso puesto que la humanidad continúa en guerras, pleitos y desorden social. A nivel personal también se ve el fracaso puesto que cada ser humano practica al menos unas de estas cosas: Idolatría, fornicación, adulterio, alcoholismo, drogadicción, masturbación, enriquecimiento ilícito, cohecho, hurtos, litigios, engaño, envidia, superstición (Ga 5:19-21, Ro 1:29-31) penada por la mayoría de las religiones.

Religión no es “Re-ligar”
Así que aunque las religiones hablan de si misma como la “ligadura” entre Dios y los hombres vemos que es una contradicción.

Analizaremos entonces el origen del vocablo religión.

El vocablo “religión” (en español) deriva del latín “religio” y no es la unión de dos vocablos como “re” y “ligio”, así que esta expresión no significa para nada re-ligar a modo de re-unir. Decir que religión es re-ligar es un grave error y una muy mala enseñanza por parte de aquellos que ofician un servicio dentro de alguna religión.
Desde el punto de vista lingüístico veremos que de ninguna manera se puede derivar el vocablo “religio de “religare“, pues no existe el abstracto “ligio“ derivado de “ligare”. El sustantivo de “religare“ (unir fuertemente, vincular) sólo proviene del vocablo “religatio“y no “religio”.

En nuestro idioma español o castellano debemos entender que el vocablo religión no es la unión de dos vocablos “re” - “legión” Religión es un vocablo unilateral cuyo significado es: Conjunto de reglas o dogmas, es decir, un conjunto de proposiciones de firme asentimiento considerado como principio innegable (a pesar de que no se pueda demostrar), pero que se acepta en conformidad y por lo cual nacen las normas, conductas, prácticas y cultos que se convierten en tradiciones y costumbres que se transmite de generación en generación.
Por lo tanto Religión no es Religar. Si quisiéramos un derivado de religar este sería “religación” y no “religión”.

A su vez el vocablo comienza a desvirtualizarse para relacionarse con las “creencias” (proposiciones innegables y no demostrables) acerca de lo intangible (divinidad) que genera toda una estructura institucional basadas en servicios que relaciona al hombre en sumisión con las “divinidades”.

Por otra parte a pesar del significado del vocablo “religión”, el hombre no lo asimila así, sino que en su mente el vocablo religión esta conceptualizado a una institución humana que promueve servicios intermedios entre lo que considera “dios” y los hombres. Es así como la religión pasó a ser un sistema basado en principios que regulan conductas mediante la comercialización de indulgencia (2 Pe 2:3), es por esta misma razón que religión es un medio comercial o empresarial. La estructura social humana esta basada en gran parte por principios religiosos que se reflejan en el aspecto moral y ético pero que en definitiva se usa como poder para controlar a las masas.

El “sentido” de la religión en las Escrituras
El vocablo en el NT es de origen griego (qrhskeiva) “dreskeia” y apunta a las prácticas externas promovidas por una ley que involucran también ritos, cultos y ceremonias con dedicación a la divinidad. La religión entonces es una forma de vida sistemática, que reglamenta cada aspecto de una sociedad (como vestirá, que comerá, cuando trabajará, cuando descansará, como vivirá, que se le permitirá, que se le prohibirá, …etc).

En la filosofía griega no había un estudio sobre la religión, lo asimilaban de manera axiomática sin cuestionar y eso reflejó plenamente una mente más abierta pero a su vez más desordenada y caótica en su proceder por dar riendas sueltas a sus pasiones y concupiscencias (idea liberal aún vigente de manera generalizada en todo el mundo).

Es a partir del desarrollo del cristianismo que la humanidad sufrió un cambio radical al tratar de controlar mediante la ética y la moral (basadas en el cristianismo) una sociedad más equilibrada pero con fuertes cuestionamientos con respecto al origen y propósito de su existencia.

Los judíos también fracasaron en su religión, porque vemos que con el tiempo se habían concentrado en una institución humana que ofrecía servicios por expiación e indulgencia pero los objetivos primordiales de su ley quedaron muy rezagados perdiendo eficacia. Santiago (hermano y siervo de Jesús) presenta irónicamente a la religión no como una estructura institucional a la cual estaban acostumbrados los judíos sino a la objetividad del mismo: “La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha del mundo” (Sg 1:27).

Para la Iglesia
Por medio de los apóstoles se ha enseñado que en vano se practica una religión (Hch 15:10; Ga 3:10). Uno de los objetivos de Cristo era justamente terminar con el Antiguo Pacto (Antiguo Testamento) (Ro 10:4; Lc 16:16; Heb 7:11), quitar la ley escrita, para proponer un mejor y Nuevo Pacto (Nuevo Testamento) (Heb 7:22; 8:7,13) en el cual Cristo es el único mediador (1 Ti 2:5; Heb 9:15, 12:24), ya no se requieren de servicios religiosos (Heb 9:9), ni servicios humanos, ni mediadores humanos, pues toda la ley ya fue cumplida y estamos bajo la cobertura de la gracia.

La Iglesia entonces no esta bajo el régimen viejo de la letra sino bajo el régimen del Espíritu (Ro 7:6), lo cual significa que todo servicio religioso fue anulado y desechado por ineficacia (Heb 7:18; Lm 2:6) por lo que la Iglesia no debe estar regidos por hombres sino por el Espíritu y los que presiden y sirven están bajo la autoridad de la Iglesia y no la Iglesia bajo la autoridad de los hombres (1 Co 7:23)

Lucas 22
26mas no así vosotros, sino sea el mayor entre vosotros como el más joven, y el que dirige, como el que sirve.

Lucas 22
25Pero él les dijo: Los reyes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que sobre ellas tienen autoridad son llamados bienhechores; 26mas no así vosotros, sino sea el mayor entre vosotros como el más joven, y el que dirige, como el que sirve. 27Porque, ¿cuál es mayor, el que se sienta a la mesa, o el que sirve? ¿No es el que se sienta a la mesa? Mas yo estoy entre vosotros como el que sirve.

Como Iglesia debemos tener siempre presente de que debemos probar los espíritus (1 Jn 4:1), que en definitiva se traduce en auditar a los que presiden:

Hebreos 13
7….considerad cuál haya sido el resultado de su conducta, e imitad su fe.

Y si los guías se han extraviado debemos apartarnos de los tales, huir de ellos.

1 Timoteo 6
3Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad, 4está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, 5disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de los tales.

10porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.
11Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre.

Cuando la Iglesia se libere de la religión (cabeza institucional) y de las autoridades humanas recién entonces estará apta para el Señor

Apocalipsis 3
20He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo. 21Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono. 22El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

¡¡¡ DESPIERTA IGLESIA,  JESÚS VIENE,  PREPÁRATE!!!

Hebreos 12
14 Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.


La Paz del Señor Jesús contigo


IGLESIA EN CASAS

INTERLINEALES ELECTRONICOS

NT INTERLINEAL GRIEGO - ESPAÑOL

CONCORDANCIA Y DICCIONARIO TRADUCTOR GRIEGO ESPAÑOL DE NT

LIBROS MAB

ORGANIZACIÓN MINISTERIAL DE LA IGLESIA

EL CRISTIANISMO ACTUAL

¿DENOMINACIÓN CRISTIANA?