Redes Sociales

siguenos en facebook siguenos en Twitter sígueme en Blogger Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest Canal de youtube

DOCTRINAS ABORRECIDAS




DOCTRINAS ABORRECIDAS POR EL SEÑOR JESÚS

Si hay algo contraproducente e irritable en la Iglesia de estos tiempos, es ver las diversas enseñanzas y prácticas erradas e infructuosas que impone la religión o denominación a los miembros ingenuos (Ro 16:17-18) de una congregación, que reciben y practican sin analizar o cuestionar lo que se le imparte. Esto ocurre porque la Iglesia ha dejado atrás la sana doctrina y el fundamento de los apóstoles y profetas para asimilar enseñanzas provenientes de una fuente institucional humana, la cual ha tomado el control cultural e intelectual de la Iglesia y se ha impuesto como autoridad eclesiástica que no permite ser cuestionada.

Hoy en día es muy difícil que el cristiano vea el velo que la religión ha puesto entre el hijo de Dios y la sana doctrina impartida por el Espíritu.
La Iglesia fue arrastrada por las doctrinas religiosas aborrecidas por el Señor Jesús; La Iglesia ha dejado de escuchar a Cristo, ha dejado de tener fe en Dios, para escuchar a los que se dicen llamar ministros, que no son más que hombres que solo hablan de tener fe en el dinero, en la prosperidad y en la vida carnal; Por esta razón el cristiano perdió su capacidad de discernir entre la voluntad del Espíritu y el mal propósito de las religiones.

La situación de la Iglesia de estos tiempos es una consecuencia de los errores pasados que nunca fueron reparados y que ahora son parte del desarrollo del cristiano que no distingue, y por ende nunca se cuestiona o cuestiona las obras de las religiones y su forma de actuar.

A través de la historia
A través de la historia vemos que el cristianismo es la creencia que más tiempo ha perdurado y es también la que más cambios ha sufrido y la que más divisiones ha tenido.

Es evidente que Jesucristo cambió al mundo, todo lo que hizo y enseñó sigue vigente (Mt 24:35). La humanidad ha tenido que asimilar el cristianismo como un pilar en su estructura social, produciendo grandes movimientos de masas y reacciones religiosas, controversias, divisiones, etc.

El Evangelio se ha predicado y se sigue predicando a todo el mundo, y ahora más que nunca vemos como el Evangelio se ha diluido sobre la humanidad (Mt 13:33) produciendo ciertas reacciones propias de un mundo que se resiste a la verdad y que no quiere (como sistema) perder el control sobre las masas. Por ende la Iglesia de Jesucristo siempre ha estado en conflicto y actualmente está contaminada con la diversidad de religiones cristianas (aunque no con todas) que promueven diversas clases de doctrinas aborrecidas por el Señor.

El mundo cristiano de hoy se refleja en las religiones cristianas existentes, cada una con una historia, cada una con un pasado que en muchos casos es oscuro por tantas persecuciones, luchas, guerras, transiciones y traiciones a la Iglesia.

El mundo se ha resistido a las doctrinas del Señor Jesús y ha buscado la manera de tergiversarlas. Pablo dijo en cierta ocasión que no se trataría de una lucha carnal, sino de una lucha contra potestades espirituales malignas (Ef 6:12) que ejercen su dominio sobre los gobiernos del mundo (1 Jn 5:19). Era de esperarse que las potestades malignas no habrían de quedarse sentadas mirando como el evangelio se predica. Al respecto Jesús enseñó que el enemigo estaría atento esperando que los obreros se durmieran para sembrar cizaña:

Mateo 13
25pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue.

Traducido a la vida real esta cizaña y sus frutos es lo que los apóstoles advirtieron a la Iglesia cuando Pedro dijo “habrá entre vosotros falsos maestros” (2 Pe 2:1-3), ha esto se refiere Pablo cuando dice “entrarán entre vosotros lobos rapaces” (Hch 20:29-31), ha esto se refiere Judas cuando dice “hombre impíos que convierten en libertinaje la gracia de Dios” (Jud 4-5). A esto se refiere Pablo cuando encontró a la Iglesia dividida (1 Co 1:13) que hoy se refleja claramente entre tantas religiones evangélicas cada una con sus denominaciones y subdivisiones cada una con diferentes doctrinas y contradictorias entre sí, cada uno siguiendo un camino trazados por hombres y no por Cristo.

El resultado de todo esto es una Iglesia dormida (Mt 25:5).

La Cizaña y sus doctrinas
La cizaña no ha crecido con el fundamento de los apóstoles y profetas sino con doctrinas humanas aborrecidas por el Señor Jesús, de las cuales tenemos pocas referencias bíblicas pero escudriñando podemos entender su mal propósito.
Estas doctrinas son: Doctrinas “Nicolaítas”, Doctrinas “Balaamitas” y Doctrinas “Jezabelitas” las cuales desarrollaremos a continuación.

Doctrina Nicolaítas
El origen del nombre proviene del griego  ( Nikolaitwn “nicolaiton” etimológicamente significa “los que conquistan, vencen o dominan al pueblo”, algunos atribuyen el vocablo como derivado del nombre Nicolás asociándolo con el de Antioquia mencionado en Hch 6:5 pero no hay base escritural que pueda sostener esta hipótesis. Tampoco hay sustento específico para determinar cuales sean las doctrinas y obras de los nicolaítas, pero a través de las epístolas y considerando el derivado del término podemos interpretar bíblicamente a quienes se refieren y cuales son sus métodos y propósitos.

Apocalipsis 2
6 Pero tienes esto, que aborreces las obras de los nicolaítas, las cuales yo también aborrezco

15 Y también tienes a los que retienen la doctrina de los nicolaítas, la que yo aborrezco.

La doctrina nicolaíta comenzó a fines del primer siglo, pero creció entre el siglo II y III porque el evangelio perdió consistencia en cuanto a la esperanza del advenimiento, por lo que la Iglesia comenzó a considerar la tardanza como una consecuencia de la “paciencia” y el amor de Dios hacia todos los pueblos (2 Pe 3:9), mientras que otros consideraron el evangelio como un fraude y una mentira y reaccionaron contra ella. Por lo cual los cristianos “flaquearon” y reconsideraron el mensaje y propusieron cambios en la objetividad del evangelio proponiendo una “vida cristiana” en el mundo con las actividades y practicas rudimentarias expuesta por los apóstoles, fue así que la objetividad se desvió a hacia un posible estilo de vida en el mundo pero con la ética y moral basada en las escrituras. Obviamente que personas de carácter efusivo y dominantes aprovecharon la oportunidad para establecer “clérigos” y prácticas religiosas para entretener a los cristianos con falsos servicios y a su vez lucrar y vivir a costa de ellos.
En esto consiste la doctrina nicolaíta en dominar intelectualmente a las personas, proponiendo instituciones religiosas que promueven servicios y clérigos similares a los del “Antiguo Pacto” (que eran para el pueblo judío) usando el antiguo testamento como base para dominar a la Iglesia.
Esto hizo que la Iglesia se desviara del primer amor y de las primeras obras y por ende se extravió y atrás quedaron las obras de la fe y la búsqueda de la santidad y perfección en el Espíritu como se enseña en el Nuevo Pacto. En definitiva la Iglesia dejó el Régimen Espiritual (Ro 7:6; 2 Co 3:6; Heb 8:6) para ser regidos por los hombres.

Los nicolaítas promueven la obra de construir edificios y templos de materiales para concentrar a todos los miembros enseñando equivocadamente que el edificio es la Iglesia y que eso el lo que agrada a Dios.

Los nicolaítas promueven la doctrina de los diezmos (perteneciente al Antiguo Pacto y que no corresponde a la Iglesia) y las ofrendas obligatorias, para llenar sus arcas mediante servicios religiosos pertenecientes al Antiguo Pacto y que nada tienen que ver con el Nuevo Pacto. Los nicolaítas cambiaron los servicios por títulos humanos al punto tal que en nada se parecen a los apóstoles del Señor Jesús que trabajan para sí, para la obra y paras las viudas, huérfanos, enfermos y pobres (Sg 1:27; Ga 2:10; Hch 20:33-35; Ro 15:26). Hoy vemos que los pastores, ministros, misioneros, etc.. no se ocupan como tampoco se preocupan por las necesidades de los congregantes, no se ocupan de las viudas, no se ocupan de los huérfanos, ni de los enfermos, ni de los pobres, tampoco visitan a los miembros a quienes solo les dice hipócritamente “Dios te bendiga” y desde un púlpito los acusa de ladrones por no diezmar negando que las ofrendas son para los pobres y los más necesitado.

Vemos en estos tiempos como los nicolaítas se preocupan por engrandecer y embellecer sus locales religiosos y sus instituciones, se preocupan por engrandecerse a si mismos y obtener bienes y riquezas (Jud 12, Ro 16:18).

Los nicolaítas promueven predicaciones usando psicología humana que levantan el ánimo y la autoestima, predican alentado a los miembros a tener una actitud mental positiva frente a las problemáticas de aspecto sociológicos y de cuestiones de la mente humana.

Los nicolaítas han tomado el control de las enseñanzas mediante estratagema de hombres (Ef 4:14), (actitud similar a los fariseos, saduceos, escribas y doctores de la ley a quienes Jesús acusó de hipócritas Mt 23:1-33) han monopolizado las doctrinas, promoviendo y enseñando que para servir a Dios se debe estudiar en sus universidades, seminarios y escuelas pagando cuotas por ese falso servicio  recibiendo a cambio reglas de hombres y motivación social, promoviendo enseñanzas erradas, basadas en la teología (ciencia puramente humana) y en la psicología.

Los nicolaítas hacen de la Iglesia una institución humana para ser reconocida por el estado con el fin de hacer mercadería con los miembros (2 Pe 2:3) justificándose por las leyes del mundo, promoviendo la ventas de mercaderías, vendiendo libros doctrinales, souvenir, CDs, DVDs, talismanes, etc, usando cualquier medio para obtener dinero y ganancias deshonestas.
Los nicolaítas son motivadores sociales, controladores de masas, que con apariencia de piedad engañan a los congregantes con ilusiones, con emociones que apelan a los sentidos, con música, con campañas, con psicología barata, con prodigios mentirosos y con muchas vana palabrerías. Los nicolaítas predican un camino fácil, un camino con una vida agradable en este mundo, una vida de libertinaje en cuanto a las ambiciones humanas.

Los nicolaítas no predican la conversión, ni el Señorío de Cristo, sino que predican un evangelio diferente (Ga 1:6-7) un evangelio alternativo centrado en el autoesfuerzo por vivir buscando comodidades en el mundo cristianamente apoyados en la doctrina de aceptar una salvación que no requiere dejar de vivir en pecado ni producir cambios ni conversión en la vida que llevaba en el mundo. El cristiano ingenuo solo busca pertenecer a un bando religioso con el cual pueda congeniar ética y moralmente.

Los nicolaítas se esfuerzan por vender un “futuro” en este mundo cuando no hay futuro, y la Iglesia compra esa ilusión que no puede alcanzar porque la verdad es que este mundo va a perdición y nada se puede llevar de aquí (1 Ti 6:7), nada justifica el tiempo invertido en cosas del mundo, nada justifica el tiempo invertido en las responsabilidades y obligaciones de este mundo, todo es vanidad y aflicción de espíritu (Ec 1:14; Hch 14:15; Ef 4:17).

En los mensajes de Ap 2 y 3 vemos que la Iglesia en Efeso aborrecía estas doctrinas pero no así la Iglesia que estaba en Pérgamo que le había cedido el control.

Hoy en día vemos como los nicolaítas a través de las instituciones religiosas han concentrado a la Iglesia en una comunidad sistematizada e institucionalizada haciendo que los “clérigos religiosos” adquirieran más y más poder, más recursos y más riquezas y haciendo que los congregantes sean sus esclavos.

Para reconocer un nicolaíta basta con escuchar de sus propios labios decir que ellos son “líderes” o quieren ser líderes (que están por encima de), personas que anteponen a su nombre los siguientes títulos “ministro de Dios”, “Pastor”, “Apóstol”, “Obispo”, personas que se reflejan en su forma de vestir una religiosidad similar a los lideres mundanos y solo hablan de grandeza.

Doctrina Balaamita
Conocida así por la objetividad en la forma de proceder de un antiguo profeta ambicioso y avaro (Jud 11) llamado Balaam, que si bien fue usado por Dios para emitir un mensaje a favor del pueblo judío, luego por dinero enseñó a Balac (rey enemigo del pueblo judío) la forma de hacer que el pueblo peque delante de Jehová promoviendo los cultos a Baal-peor que implicaban la idolatría y la fornicación. El fin de tal profeta fue la muerte a espada (Nm 31:8)

Apocalipsis 2
14Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que tienes ahí a los que retienen la doctrina de Balaam, que enseñaba a Balac a poner tropiezo ante los hijos de Israel, a comer de cosas sacrificadas a los ídolos, y a cometer fornicación.

Si hay algo que Dios no tolera es la idolatría (Dt 6:13) y esto implica el hecho de que un hijo de Dios ponga su confianza en los bienes o en las cosas del mundo o en la religión y no en Cristo.
Siempre se ha considerado que una persona que fornica en la carne lo hace por el hecho de que ya ha fornicado en su mente y esto por dar rienda suelta a sus instintos y pasiones las cuales pueden más que su ética y moralidad, esto es aún más contraproducente en el hijo de Dios en el sentido espiritual del mismo, porque significa que da rienda suelta a sus pensamientos liberales y al hecho de conseguir o hacer lo que su corazón anhela sin medir las consecuencias. Una persona que fornica en lo carnal implica que lo es en mayor escala a nivel espiritual, a punto tal de decir que una persona fornica en la carne por consecuencia de su fornicación espiritual.

Dicho esto podemos entonces enfocarnos en la doctrina baalamita y decir que tal doctrina consiste en la liberalidad del pensamiento humano para con Dios y que por ende da rienda sueltas a las actividades humanas intentando agradar a Dios por medio de ellas sobrepasando los límites de la ley Espiritual lo cual implica estar en desobediencia.

Esto se refleja mucho en las personas que dicen para si mismo que Dios no tiene límite y que todo esta permitido si se hace de buen corazón y con la intención de agradar a Dios.
Por lo general esta clase de persona manifiesta una alta ignorancia en la ley Espiritual y son inquietos de corazón. Tales personas son inútiles al propósito del Señor por falta de obediencia y son desechados. Hay muchos que son de corazón inquieto como Saúl (1 Sa 15:22-23), hay muchos que son incompetentes como Nadab y Abiu (Lv 10:1-2), muchos que se extravían por amor a las riqueza, fama, popularidad y reconocimiento humano (Simon el mago: Hch 8:18; Ananías y Safira: Hch 5:1-10; Himeneo, Fileto, Alejandro, Diotrefes: 1 Ti 1:18-20, 6:10; 3 Jn 9; 2 Ti 2:16-18).

El Baalamita confunde la libertad en Cristo con la “libertad” de hacer cualquier cosa usando o poniendo el termino “cristiano” a lo que hace o usando el nombre del Señor en vano (música “cristiana”, ritmos “cristiano”, televisión “cristiana”, show “cristiano, libros “cristianos”, danzas “cristianas”, fiestas “cristianas”, pizzerías “cristianas”, karate “cristiano”, yoga “cristiano”, etc. Y el ingenuo del cristiano compra todo lo que tenga una etiqueta “cristiana”.

Otra característica de estas personas es que son hábiles para arrastrar a otras a esta clase de error, y no debemos olvidar su afán por las riquezas las cuales se reflejan en los cantantes (supuestamente cristianos) de hoy en día que buscan ser idolatrados, exaltados, premiados y reconocidos por los muertos que viven en tinieblas.

En un sentido, los nicolaítas (a modo del rey Balac) fueron instruidos por los balaamitas (a modo del profeta Balaam) quienes le enseñaron como hacer de la Iglesia un centro de diversión y espectáculo promoviendo la exaltación del hombre (idolatría y fornicación espiritual) mientras se saca un buen provecho económico (amor a las riquezas).

Otros rudimentos y prácticas balaamitas se ven reflejados en los días festivos admitidos por las religiones en general (Navidad, Pascuas, Cumpleaños, Días festivos, Días patrios, etc.)

Otros rudimentos puramente balaamitas se ven en la metodología de obtener dinero utilizando la disposición y habilidades humanas de los congregantes con el fin de entretenerlos mientras se venden sus souvenir, comidas, libros, etc. con el fin de construir o contribuir con la institución religiosa.

Doctrina Jezabelita

Apocalipsis 2
20Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñe y seduzca a mis siervos a fornicar y a comer cosas sacrificadas a los ídolos.

Si hay algo que le hacía falta a la religión para completar su trilogía maligna es la de tener sus propios profetas.
El poder de la seducción y manipulación debe estar desarrollados por personas cuyo espíritu fornicario atrape fácilmente a otros.
Para entender esta doctrina debemos conocer la historia de Jezabel que en un sentido es figura de una reina usurpadora que provenía de un pueblo ajeno y que tenía la intención de realizar alianzas políticas y religiosas con el fin de equilibrar la hostilidad entre los pueblos.
Jezabel era de carácter fuerte y dominante, era muy terca, demostró un fanatismo por la religión y levantaba para su religión gran número de profetas y siempre estaba dispuesta a perseguir y matar a todo aquel que no venerara su religión (1 Re 18:19).
Tampoco tenía problemas para falsificar la firma de su esposo (1 Re 21:8)

Considerando esto, vemos como en estos tiempos los líderes religiosos de diferentes partidos son llamados de continuo a una unidad ecuménica, cuyo objetivo es buscar un equilibrio social dejando de lado los preceptos de Dios y la ley Espiritual y su fin es la apostasía.

Cada actividad nicolaita o balaamita esta acompañada de una jezabelita que no tiene vergüenza de fornicar con aquellos que predican un evangelio diferente (Católicos, Testigos de Jehová, Mormones, Protestantes, etc) es así como la Iglesia de Cristo es arrastrada a recibir o unirse con los anatemas (Ga 1:8-9) que en contra posición la enseñanza verdadera exhorta a que no se debe recibir a tales personas (2 Jn 9-11).

La crisis
En vez de que la Iglesia convierta al mundo a la luz, la Iglesia se convirtió a las tinieblas del mundo, fornicando con el estado y con las religiones, trayendo el mundo a la Iglesia.
Lo lamentable es que la Iglesia no ve su error pues esta dormida y sometida por el cáncer de la religión.

La Iglesia debe despertar y lo hará solo si se arrepiente y se aleja de estas doctrinas que la tienen en un muy mal estado.

Apocalipsis 3
15Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente! 16Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. 17Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo. 18Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la verg:uenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas. 19Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete. 20He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.







La Paz del Señor Jesús contigo

IGLESIA EN CASAS

INTERLINEALES ELECTRONICOS

NT INTERLINEAL GRIEGO - ESPAÑOL

CONCORDANCIA Y DICCIONARIO TRADUCTOR GRIEGO ESPAÑOL DE NT

LIBROS MAB

ORGANIZACIÓN MINISTERIAL DE LA IGLESIA

EL CRISTIANISMO ACTUAL

¿DENOMINACIÓN CRISTIANA?