Redes Sociales

siguenos en facebook siguenos en Twitter sígueme en Blogger Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest Canal de youtube

¿ DIEZMAR ?




DIEZMAR ?

Diezmar? La repuesta a esta pregunta verdaderamente atemoriza al cristiano que no tiene discernimiento de las Escrituras, sobre todo atemoriza a aquellos que recibieron de sus mendigos líderes religiosos la antibiblica enseñanza de que por no diezmar les irá mal en todo lo que hagan y que para peor se irán al peor lugar del infierno.

Dos extraños pensamientos impuestos por las religiones dominan al cristiano de hoy:
El primero es estimar que para sostener su Iglesia Dios necesita del dinero o papel fiduciario hecho e impreso por pecadores incrédulos del reino de las tinieblas para dárselo a los "líderes religiosos".
El segundo pensamiento insertado es llamar “bendición de Dios” o “prosperidad” a todo lo material o a todo aquello que provee una satisfacción puramente carnal (comprar, vender, obtener bienes, disfrutar de placeres, de lujos, viajes, etc) tal como viven los líderes religiosos de hoy, que para peor no lo hacen trabajando sino mendigando, puesto que no quieren trabajar sino vivir a costas de otros.

Evidentemente hay mucha ingenuidad e ignorancia en los cristianos y por eso son extraviados (Is 5:13; 1:3; Os 4:6).
Y aunque el cristiano lea en la biblia verdades como “Den al César lo que es del César” (Mt 22:21) nunca se pregunta ¿Acaso aparece Jesús en los billetes para qué se lo dé al pastor o líder religioso?

¿Porqué los líderes religiosos que se hacen llamar pastores y ministros insisten tanto en pedir el 10% del salario de un cristiano trabajador?

Romanos 16
18Porque tales personas no sirven a nuestro Señor Jesucristo, sino a sus propios vientres, y con suaves palabras y lisonjas engañan los corazones de los ingenuos.

¿Por qué se pide dinero a los congregantes?
Los ministros actuales siempre están haciendo énfasis en los diezmos, las ofrendas y las colectas. Y estas palabras generan sin lugar a duda un poco de estupor e incertidumbre en los cristianos.

El punto de partida para comprender porque se imponen estas prácticas en las religiones cristianas, radica en la frustrante realidad de que sin dinero, no pueden llevar adelante ninguna actividad como congregación (sean reuniones, espectáculos, servicios sociales, etc). Esto desemboca de mala manera, que generar y mantener una congregación con el formato impuesto por la religión implica lidiar con un paquete de gastos, el cual debe ser “facturado” o sobrecargado en los congregantes y obviamente administrado exclusivamente por las auto-impuestas autoridades religiosas; Así que con el pretexto de que hace falta dinero para la manutención edilicia, impositiva, expensas, personal de trabajo, materiales y mano de obra, se impone y se obliga a los congregantes a que continuamente estén dando su dinero, sin que estos sepan cuanto es lo recaudado, quién y cómo se lo administra y cuál es el verdadero destino del mismo.

Que es Diezmar?
Actualmente llaman "diezmar" (y sin ningún fundamento bíblico) a la obligación de que cada cristiano dé mensualmente el 10% de su salario laboral.
Si bien diezmar aparece en las Escrituras como práctica impuesta por la antigua ley exclusivamente para el pueblo judío, nunca se menciona que el diezmo sea dinero (referido al papel fiduciario o papel moneda del sistema), ni mucho menos que deba aplicarse a la Iglesia. Pero sin dudas esta práctica dada al pueblo judío del Antiguo Testamento (Antiguo Pacto no vigente y abolido por uno Nuevo), ha sido impuesta engañosamente a la Iglesia (exgentiles, o no judíos) mediante artilugios, con el cual los falsos ministros (todos aquellos que imponen el diezmo) y las instituciones religiosas se benefician acrecentando cada vez más exponencialmente sus bienes, los recursos y el dominio sobre la pobre masa congregacional.

Comprender la naturaleza del porque se demanda dinero del cristiano usando la biblia como arma, no radica en explicar solamente lo que habla las Escrituras respecto al diezmo, sino entender la situación que ha llevado a ello.

Desde hace varias décadas, las religiones cristianas han forjado e impuesto un modelo de congregación lejos del marcado por las Escrituras, un modelo antibíblico basado en el crecimiento económico, prosperidad y entretenimiento. Por esta razón la Iglesia se ha contaminado y ha perdido el llamado de Dios, ha perdido el modelo de congregación Escritural, ha perdido el propósito del Evangelio, para ir detrás de un sistema religioso puramente engañoso y fraudulento basado en la “prosperidad material” y en el bienestar en este mundo.

Con esta meditación pretendemos una luz en los hijos de Dios para que vean en lo que se ha convertido la religión cristiana (en sus múltiples denominaciones), en empresas religiosas con fines de lucro, instituciones humanas que comercializan con el Evangelio y con las personas. Y con el pretexto del engrandecimiento y la prosperidad, los falsos ministros mediante el engaño han puesto al corrupto y maldito dinero como el medio o recurso para dominar a la Iglesia.

Sin embargo al cristiano de hoy, (que tiene pegado la antigua y caduca ley del diezmo en sus huesos sin saber porque) le es muy difícil escapar del dominio de la religión que ridículamente le hace estimar que Dios necesita de dinero hecho e impreso por los incrédulos para sostener su Iglesia, y le es muy difícil despertar porque está tan viciado de entretenimientos y de falso ministerios y tan lleno de falsas doctrinas que le es muy difícil entender cuáles son las verdaderas actividades cristianas como congregación.

Esto nos lleva a cuestionar seriamente el modelo de congregación que la religión ha impuesto a la Iglesia.

El cristiano de hoy ya no sabe cuál es el modelo de congregación que ha Dios le agrada, y esto se debe a la gran cantidad de divisiones denominacionales que siguen el mismo formato religioso. Entonces esto nos lleva a preguntar: ¿Cuál es el modelo correcto?. Obviamente la repuesta es: El modelo según las Escrituras, el modelo que practicaron los primeros cristianos. Entonces la nueva pregunta es:

¿Como hicieron los primeros cristianos?
Para entender cuáles son las verdaderas actividades como congregación debemos leer las Escrituras y ver como hicieron los primeros cristianos.

Hechos 2
42 Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones.
43 Y sobrevino temor a toda persona; y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles. 44 Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas; 45 y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno. 46 Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón, 47 alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos.

Al leer esto, podemos verificar cuán lejos y cuan extraviados estamos como congregación.
En estas sencillas actividades, no se mencionan diezmos, ni ofrendas, no me se mencionan líderes religiosos o un cuerpo institucional.
La Iglesia primitiva no tenía grandes o imponentes edificios, ni se concentraban en construir templos, no hacían espectáculos, ni recitales, ni show, ni bailes, no pagaban a los predicadores para que viniesen a predicar a su congregación, tampoco se recogía dinero, la Iglesia primitiva no mendigaba, como muchos hoy se la pasan mendigando desde el púlpito y hasta usan los medios de comunicación para mendigar por tv, radio, internet, etc; Y sin embargo podemos leer que los primeros cristianos tenían las cosas en común, tenían alegría, gozo, compartían, había paz, paz que revolucionó al mundo. La Iglesia primitiva verdaderamente vivía el Evangelio y trastornó al mundo.

Es evidente que el modelo que rige actualmente a la Iglesia no se parece en nada al que regía a la Iglesia primitiva. Es evidente que la Iglesia de estos tiempos ha perdido los principios y los valores Espirituales, para convertirse en una reunión social religiosa basada en el entretenimiento y la idolatría.

Lamentablemente el modelo actual de congregación, es un modelo apóstata que se ha vuelto en contra de los principios de los apóstoles.

Tenemos que corregir urgentemente a la Iglesia, tenemos que gemir, tenemos que rogar al Señor Jesús que no nos vomite (Ap 3:16) y que intervenga con su Espíritu.
Y corregir a la Iglesia, requiere de un profundo trabajo (arrepentimiento, oración, revisión y encarrilamiento), trabajo que consiste en derribar el modelo equivocado de congregación para construir el modelo primitivo. Jamás vamos a tener una Iglesia santificada y preparada para la venida del Señor Jesús, si primero no trabajamos de manera particular y grupal en recuperar todo lo que como Iglesia hemos perdido. Esto no es el trabajo de uno solo, sino de todos los cristianos por medio de su Espíritu. Corregir a la Iglesia, es corregirnos a nosotros mismos y aportar en corregir a los demás hermanos. Corregir es trabajar para volver a retomar las primeras obras, retomar los principios doctrinales y retomar los objetivos Espirituales.

El cristiano debe entender que la Iglesia es Espiritualmente el Cuerpo de Cristo, la Casa de Dios, es decir que todo el grupo humano de creyentes genuinos es la habitación del Espíritu Santo. El cristiano genuino es Templo del Espíritu Santo, no el edificio o local donde se congrega, no lo material.
Desde el principio, como partes de un cuerpo los cristianos han aprendido a congregarse, han aprendido a hacer reuniones cristianas con actividades Espirituales; Actividades en la que han encontrado una fortaleza Espiritual y un recurso para el desarrollo Espiritual de los cristianos.

Hechos 4
32Y la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma; y ninguno decía ser suyo propio nada de lo que poseía, sino que tenían todas las cosas en común. 33Y con gran poder los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús, y abundante gracia era sobre todos ellos. 34Así que no había entre ellos ningún necesitado; porque todos los que poseían heredades o casas, las vendían, y traían el precio de lo vendido, 35y lo ponían a los pies de los apóstoles; y se repartía a cada uno según su necesidad.

El panorama de Hechos 2:42-47 y de Hechos 4:32-35 es claro, tenían todas las cosas en común, todos trabajaban mancomunadamente con el propósito de un bienestar Espiritual en común, que desembocaba como consecuencia en un bienestar en todas las áreas de la vida de un cristiano. Se compartía con cristianos, comían juntos, se socializaba con cristianos y velaban por la necesidad de los más pobres y de todo necesitado sean huérfanos, pobres, viudas.

Otras de las cosas que debe saber el cristiano, es el hecho de que las Iglesias nacieron en casas de familia (Hch 12:12; Ro 16:3-5; Col 4:15; Flm 2), en las que practicaban un culto sencillo con cánticos, himnos, oración, meditación de las Escrituras e impartición de Enseñanzas.

1 Corintios 14:26
26 ¿Qué hay, pues, hermanos? Cuando os reunís, cada uno de vosotros tiene salmo, tiene doctrina, tiene lengua, tiene revelación, tiene interpretación. Hágase todo para edificación.

El objetivo de la Iglesia como congregación no es el entretenimiento, ni la construcción material del edificio, sino la edificación Espiritual de las personas. Toda actividad congregacional debe hacerse para la edificación Espiritual y para fortalecer la Fe y la paciencia de los santos.

La religión tomando el control sobre la Iglesia
El Señor Jesús, Pablo y Pedro expresaron muy dolidos:

Mateo 7
15 Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.

Mateo 24
11 Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos;

Mateo 24
24 Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.

Hechos 20
29 Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. 30 Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos.

2 Pedro 2
1 Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. 2 Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado, 3 y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme.

No fue sino al final del primer siglo donde hombres extraviados de la fe introdujeron doctrinas aborrecidas por el Señor (nicolaítas, balaamitas, jezabelitas) tales como la construcción de edificios y el sometimiento de las personas a autoridades jerárquicas y la expresión humana carnal mediante show, música y espectáculos que apelaban a los sentidos y a las emociones y al que equivocadamente llamaron “avivamiento” o “manifestación del espíritu”.
Paulatinamente llevaron a las personas a depender de instituciones religiosas y lo hicieron mediante falsas enseñanzas que en su mayoría extrajeron del Antiguo Testamento y llevaron a los cristianos a realizar prácticas judías de diferente índole (edificación de templos, de altares, de pulpitos, establecieron un sistema sacerdotal basado en el dinero, en fin…).

Es verdaderamente canalla y trágico el accionar de las religiones de hoy, tan potente es su veneno que han neutralizado por completo al cristiano y por ende han apagado al Espíritu, arrastrándolo a la idolatría y a los pecados más viles que se suelen ver en todas las congregaciones de hoy.

Dios, en tiempos antiguos, mediante sus profetas en muchas oportunidades trajo Palabras para hacer volver al pueblo del error, y analógicamente puede tomarse el mismo mensaje dirigido hoy a todas las religiones a todos los ministros, a todas las instituciones humanas, a todos los cantantes y a todos los congregantes.

Jeremías 6
13 Porque desde el más chico de ellos hasta el más grande, cada uno sigue la avaricia; y desde el profeta hasta el sacerdote, todos son engañadores.

Hoy en día las religiones cristianas evangélicas y sus instituciones humanas se han enriquecido en sobremanera mediante el sacrificio del 10% del salario de los miembros a quienes obligan a dar usando la biblia para justificar un ministerio religioso. Es lícito esto?

En general la avaricia se ve en todos los dirigentes religiosos actuales, en los pastores, los ministros, y los cantantes, etc, desde el más pequeño al más grande impone esta práctica para justificar una existencia próspera (casas, bienes, autos lujosos, vestimenta lujosa, joyas, mansiones, aviones, etc).

Desde el más pequeño hasta el más grande de los ministros actuales (se ilusiona y) usa la biblia como arma de asalto y chantaje para obligar a los congregantes a entregar el 10 % del dinero que obtuvieron trabajando, poniendo un falso peso de maldición y una terrible culpa sobre los débiles e ignorantes de las escrituras (lo digo por todo los que entregan dinero a los ministros o a la institución religiosa).
Es terrible ver como desde un púlpito estos herejes usan el libro de Malaquías (Mal 3:8-10) para tratar de ladrones y malditos a los pobres y a todos aquellos que no pueden dar el 10% de sus escasos salarios. Hermanos, esto no debe ser así.

El diezmo según las Escrituras
Primeramente tenemos que destacar que todo el sistema legal del Antiguo Pacto o Antiguo Testamento estaba dirigido exclusivamente para los judíos, es decir para todo hombre circuncidado del linaje carnal de Abraham, Isaac y Jacob, el resto de las naciones no tiene nada que ver con la Antigua ley mosaica, Dios no hizo un pacto legal con los gentiles sino únicamente con los judíos (Dt 4:33-35). De manera que los gentiles convertidos a Dios no provienen de los lomos de Abraham y por lo tanto la ley dada a los judíos no tiene ningún efecto sobre los tales. Dios con los gentiles ha establecido un Nuevo Pacto en Cristo Jesús no de la letra sino del Espíritu, no impositivamente sino por gracia (gratis, sin costos, sin impuestos, sin dinero), no religiosamente (mediante sacrificios y servicios sacerdotales) sino por la santificación del Espíritu.
La pregunta entonces que debe hacerse el cristiano es: ¿Por qué quieren los pastores y las instituciones religiosas imponerme una ley caduca que era para los judíos, si yo no soy judío?

Habiendo expresado lo anterior, vamos a interiorizarnos en el diezmo según el AT para escapar de una vez por todas de esos fraudulentos legalistas que imponen el diezmo.

El diezmo según las Escrituras ordenado a los judíos del Antiguo Pacto:

Deuteronomio 14
22 Indefectiblemente diezmarás todo el producto del grano que rindiere tu campo cada año.
23 Y comerás delante de Jehová tu Dios en el lugar que él escogiere para poner allí su nombre, el diezmo de tu grano, de tu vino y de tu aceite, y las primicias de tus manadas y de tus ganados, para que aprendas a temer a Jehová tu Dios todos los días.

Levíticos 27
30 Y el diezmo de la tierra, así de la simiente de la tierra como del fruto de los árboles, de Jehová es; es cosa dedicada a Jehová.

Números 18
21 Y he aquí yo he dado a los hijos de Leví todos los diezmos en Israel por heredad, por su ministerio, por cuanto ellos sirven en el ministerio del tabernáculo de reunión.

Deuteronomio 14
29 Y vendrá el levita, que no tiene parte ni heredad contigo, y el extranjero, el huérfano y la viuda que hubiere en tus poblaciones, y comerán y serán saciados; para que Jehová tu Dios te bendiga en toda obra que tus manos hicieren.

-       1º) El diezmo fue implementado en la ley Judía, como parte del Antiguo Pacto (Dt 14:22; Lv 27:30)
-       2º) El diezmo era el 10%, del producto del campo, del ganado y de la producción de vino y aceite (Dt 14:22-23).
-       3º) El diezmo era anual (no mensual) (Dt 14:22).
-       4º) El diezmo estaba destinado al levita (Nm 18:21,24), al extranjero, a los huérfanos y a las viudas (Dt 14:29), obviamente estas personas estaban exentas.

Lo primero que hay que entender es que el diezmo no es dinero salarial, como tampoco existía el papel moneda en aquellos tiempos, el dinero actual es un vil papel, una vanidad, una ilusión que proviene del mundo y que está basado en la deuda y es fruto de la corrupción y de la ambición de poder y avaricia de los capitalistas gobernantes del mundo y por ende es aborrecido por el Señor (Mt 22:21). El dinero es maligno, el dinero perece y lleva a la perdición (1 Ti 6:10) (¿Acaso no sabes de donde proviene el dinero?), Jesús señaló que el dueño del dinero es el que gobierna el mundo, así que dale el dinero al que es dueño del dinero ¿Qué imágenes aparecen en los billetes y monedas?, ¿Aparece acaso la imagen de Jesús en los billetes?, ¿Por qué habríamos de traer lo que perece, lo profano y la inmundicia del mundo delante del Señor?

Está claro entonces que el diezmo en las Escritura no es dinero del sistema, ni tampoco proviene del salario de una persona, sino que el diezmo era el 10% de los productos agrícolas y ganaderos, por lo cual el que debía diezmar era aquel que tenía campo y ganado, y obviamente los esclavos, los pobres y los jornaleros estaban exentos.

Reiteramos con énfasis que el diezmo jamás se impuso a los pobres ni salió del salario de un jornalero o esclavo.

Las Escrituras determinan que el diezmo estaba dirigido primeramente (en exclusividad y de por vida) al levita (Nm 18:21,24; Dt 12:19): El levita es un judío natural de la tribu de Leví. Si se impone esto en la Iglesia no tiene sentido porque sabemos que en la Iglesia no hay levitas porque los judíos no son parte de la Iglesia, ni su ley es para la Iglesia (además la Iglesia no es reconocida por los judíos como pueblo de Dios), hay que distinguir al igual que las Escrituras que un pueblo es la Iglesia y otro pueblo son los judíos (Ro 10:19-21).
Siguiendo los antiguos parámetros escriturales, si no hay levitas entonces en tal caso el diezmo se debería destinar a los huérfanos, a las viudas y a los pobres, y estos si hay en la Iglesia y en un número importante. Si esto es así a la luz de las Escrituras, Porque entonces la religión y sus pastores y ministros demandan y exigen dinero por diezmo para su cuerpo institucional y sus ambiciones materiales?, en que se basan para extraer dinero del congregante y comprar bienes y vanidades?.

Sé que algunos dirán: “El que anuncia el Evangelio, viva del Evangelio” (1 Co 9:14); Es cierto de que el que anuncia el Evangelio debe vivir del Evangelio, pero esto no justifica que el que anuncia el Evangelio deba extraer de las personas el 10% de sus salarios, (eso no dice las Escrituras) jamás Jesús enseño tal cosa, ni los apóstoles lo impusieron como práctica.

Jesús dijo a sus discípulos:

Mateo 10
7 Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado. 8 Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia. 9 No os proveáis de oro, ni plata, ni cobre en vuestros cintos; 10 ni de alforja para el camino, ni de dos túnicas, ni de calzado, ni de bordón; porque el obrero es digno de su alimento. 11 Más en cualquier ciudad o aldea donde entréis, informaos quién en ella sea digno, y posad allí hasta que salgáis.

El Evangelio se recibe de gracia y se da de gracias, es decir “gratis”, sin costos, no se debe exigir nada a cambio, solo recibir mientras fuera posible lo mínimo y necesario (hospedaje y alimento).

1 Corintios 9
8¿Cuál, pues, es mi galardón? Que predicando el evangelio, presente gratuitamente el evangelio de Cristo, para no abusar de mi derecho en el evangelio.

En las Escrituras se ve también que el servicio de los esclavos del Señor Jesús es también ayudar a los pobres y a los necesitados:
Gálatas 2
10 Solamente nos pidieron que nos acordásemos de los pobres; lo cual también procuré con diligencia hacer.

Y cuán importante es el ejemplo demandado de Pablo:

Hechos 20
33 Ni plata ni oro ni vestido de nadie he codiciado. 34 Antes vosotros sabéis que para lo que me ha sido necesario a mí y a los que están conmigo, estas manos me han servido. 35 En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir.

La Iglesia debe entender que “es al revés”, el congregante no debe dar nada por obligación a los que ministran sino que son los ministros los que deben trabajar para los hermanos, y primeramente para los hermanos, luego para el ministerio y luego para sí mismo. ¿El ministro de tu congregación hace esto?, de no hacerlo imprime este archivo y muéstrales a todos como debe hacerse.

Si de algo tiene el Hijo de Dios de que gloriarse es de ser partícipe de un Reino de Gracia, lo cual también implica exento de impuestos.

Jesús dijo a Simón en cierta ocasión:

Mateo 17
25 El dijo: Sí. Y al entrar él en casa, Jesús le habló primero, diciendo: ¿Qué te parece, Simón? Los reyes de la tierra, ¿de quiénes cobran los tributos o los impuestos? ¿De sus hijos, o de los extraños? 26 Pedro le respondió: De los extraños. Jesús le dijo: Luego los hijos están exentos

Si esto está tan claro, Nuevamente preguntamos ¿Cómo es posible que los pastores y ministros y las religiones exijan dinero por diezmo?, ¿Es lícito a un hijo de Dios pagar tributo o impuesto a la religión?, Jesús dijo que el dinero era del Cesar (Mt 22:19-21) y que se le dé al Cesar, ¿Qué exigen entonces los religiosos si el dinero no tiene nada que ver con el Reino de Dios?

Dentro de la Iglesia debemos siempre acordarnos de los más necesitados, pues los que sufren necesidades, la sufren para probar nuestro amor, porque así también enseñó el Señor (Jn 13:29; Mr 10:21; Lc 19:8; Ga 2:10) Jesús no le dijo al rico que vendiera todo y se lo diese a la Iglesia, sino a los pobres, como hizo Zaqueo (Lc 19:8)

Es evidente entonces que el diezmo que exigen los religiosos son falsas enseñanzas que de manera engañosa (artificiosa) extrajeron del Antiguo Testamento, (esto es del Antiguo Pacto de los judíos) y que nada tiene que ver con la Iglesia que está bajo el Régimen del Espíritu y no de la Vieja Letra (Ro 7:6, 10:4; Ga 5:1; Heb 8:13, 9:15, 12:24) y ya desde la antigüedad los apóstoles desligaron el yugo de la ley de la Iglesia (Hch 15:10-11,28). Y bajo el Nuevo Pacto, jamás aparece en el Nuevo Testamento que la condenación para los hijos de Dios sea por no diezmar.

Por lo tanto te exhorto, CUESTIÓNATE !, considera: Son entonces siervos de Cristo los que promueven y promulgan el diezmo?, proviene de Cristo la enseñanza de enriquecerse por medio del dinero del hermano?.
En que se parecen los ministros religiosos de los apóstoles de Jesús, compare sus vidas con este hecho: (1 Co 4:11, 9:18; 1 Ti 6:8)

Tienes mucho en que pensar y mucho de que arrepentirte.

Que quede claro, que no estamos en contra de las colectas económicas, siempre y cuando estas estén destinadas pura y exclusivamente a los huérfanos, a las viudas y a los pobres de la congregación en ese orden, JAMÁS para construir un edificio o para comercializar o para obtener bienes terrenales.
Las colectas no son obligatorias y se deben levantar con amor dando cada uno como su corazón lo proponga sin esperar nada a cambio (2 Co 9:7).

Todo trabajo ministerial en Cristo Jesús debe ser abastecido por las personas que han sido llamadas en un ministerio en común con un mismo sentir, guiadas por el Espíritu y que todos los recursos salgan del fruto de sus manos, el cual también proviene del Señor (2 Co 9:8; Hch 20:32-34).

Es extraño que las religiones exijan diezmos y no exijan la circuncisión, es aún más extraño que coman mariscos, cerdos y toda clase de alimentos inmundos según el Antiguo Testamento en las que se prohíbe también esas cosas. ¿Por qué no viven entonces en la totalidad del régimen del Antiguo Pacto?, ¿Por qué solo diezmo?

2 Corintios 11
13 Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. 14 Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. 15 Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras.

1 Timoteo 6
9 Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; 10 porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.

1 Timoteo 6
11 Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre.

Efesios 4
14para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error,

Deja ya de alimentar a los lobos, alimenta a la ovejas, deja ya de alimentar a los falsos maestros (1 Ti 6:5). No des tus fuerzas a la religión, dásela a los hermanos necesitados, escapa de la religión porque juicio viene sobre ella.

Escapa del Mundo porque el Señor Viene y sin Santidad nadie le verá (Heb 12:14; 1 Te 3:13)

DESPIERTA IGLESIA, TU ESPOSO VIENE POR TI !!!!



La Paz del Señor Jesús





Tanto el Audio MP3, como el archivo en formato PDF de esta enseñanza, pueden ser descargados  en  Ministerio APOYO BIBLICO o solicítelo a apoyobiblico@gmail.com







IGLESIA EN CASAS

INTERLINEALES ELECTRONICOS

NT INTERLINEAL GRIEGO - ESPAÑOL

CONCORDANCIA Y DICCIONARIO TRADUCTOR GRIEGO ESPAÑOL DE NT

LIBROS MAB

ORGANIZACIÓN MINISTERIAL DE LA IGLESIA

EL CRISTIANISMO ACTUAL

¿DENOMINACIÓN CRISTIANA?